Adiós, Palmasola: el cónsul Borrell ayudó a 40 españoles a salir del peor penal de Bolivia