El Mundo. Más de 30 presos muertos tras un ajuste de cuentas en una cárcel del norte de Brasil